batallas navales en el Coliseo de Roma

batallas navales en el Coliseo de Roma

La representación de batallas navales en el Coliseo de Roma

¿En qué consistían estos espectáculos romanos?

Por todos son conocidos los espectáculos de los cuales disfrutaban los ciudadanos romanos, como las luchas entre gladiadores, las carreras de carros o el teatro. Pero en la época romana también se celebraba un espectáculo, que no siendo tan conocido, sin duda era el más espectacular. Estamos hablando de las representaciones de batallas navales, también conocidas como naumaquias. La naumaquia también hace referencia al lugar en el que se realizaban dichas escenas, que eran habitualmente lagos o estanques adaptados para poder hacer dicha representación. Las naumaquias necesitaban un gran despliegue de medios y hombres para poder realizarse, por lo que se hacían en ocasiones especiales, normalmente para celebrar alguna victoria importante. Las representaciones se convertían en auténticas luchas a muerte, en las que se solían escenificar grandes batallas navales históricas. La primera naumaquia conocida la realizó Julio César en el año 46 a. C. para celebrar sus múltiples triunfos. Se dice que participaron 2.000 hombres y 4.000 remeros. En la naumaquia de Claudio, celebrada el año 52 d. C. en el lago Fucino, llegaron a participar 19.000 hombres y 50 embarcaciones por cada bando. Normalmente se utilizaban esclavos y condenados a muerte en estas batallas, aunque a veces también participaban marineros y soldados auténticos para dotar de mayor realismo al espectáculo. Las naves, aunque construidas a escala, también eran iguales a las que participaban en los enfrentamientos reales.

 Las naumaquias en el Coliseo

En el año 57 d. C., bajo las órdenes del emperador Nerón, se hace la primera representación de una batalla naval dentro de un anfiteatro de madera.

Tenemos constancia de la celebración de dos naumaquias en el Coliseo.

En el año 80 d. C. el emperador Tito ofrece la primera naumaquia en el Anfiteatro Flavio o Coliseo para celebrar su inauguración, a pesar de que la obra no estaba totalmente finalizada. En ella participaron 3.000 hombres representando un combate naval entre corintios y feacios. Es el historiador Dion Casio quien nos deja constancia de este hecho. En el año 85, según el historiador Suetonio, el emperador Domiciano organiza otra naumaquia en este anfiteatro.

batallas navales en la Roma antigua

Las medidas de la arena en forma de óvalo de este anfiteatro eran 79 x 47 metros, lo cual hacía imposible que se pudieran representar batallas navales tan grandiosas como las realizadas en otros lugares. Es posible que se llenara la superficie con una pequeña capa de agua y que se utilizaran reproducciones de las embarcaciones que ni siquiera flotaban. El gran misterio reside en saber cómo se lograba inundar la superficie del anfiteatro de agua, ya que este edificio no estaba construido especialmente para la celebración de naumaquias. Incluso hay quien cree que en realidad estas representaciones no se celebraron en el Coliseo sino en otra ubicación.

Las posteriores transformaciones del subsuelo del Coliseo dificultan el estudio arqueológico para averiguar cómo se realizaba dicha inundación.

Un estudio de Martin Crapper calcula que el recinto tardaba en llenarse entre 34 a 76 minutos, dependiendo de la profundidad que se quisiera establecer. Otro estudio establece que podía tardar entre 3 y 4 horas. El agua procedería el acueducto Claudiano mediante una estructura de madera, y un sistema de compuertas ayudaría a que el agua alcanzase la presión correcta para inundar la arena. En la estructura del subsuelo se utilizaría material impermeable. Se descubrieron 18 bloques hundidos que servirían para mantener unas estructuras de madera que sostendrían el suelo de la arena y que se quitaban para que el terreno pudiera ser utilizado para las naumaquias.

Fue el propio emperador Domiciano quien ordenó construir el hipogeo, un entramado de túneles subterráneos con habitaciones destinadas a alojar animales y esclavos. La construcción de esta estructura hacía imposible que se pudiera llenar de agua la arena, por lo que ya no se pudieron celebrar más naumaquias en el Anfiteatro Flavio.

grabado de batallas navales romanas

La celebración de naumaquias fue en aumento gracias a la construcción de anfiteatros destinados para este uso, pero más allá del siglo I d. C. ya no tenemos constancia de la celebración de este tipo de espectáculos, posiblemente debido al alto coste que significaban.

En época postromana sí se ha celebrado alguna naumaquia, incluso en España, como las que organizaba el rey Felipe IV en el estanque del Palacio del Buen Retiro en el siglo XVII.

Fuentes utilizadas:

http://es.wikipedia.org/wiki/Naumaquia

http://uneduestuvoaqui.blogspot.com.es/2014/08/las-naumaquias-batallas-navales-como.html

 http://www.centronaval.org.ar/boletin/BCN822/822calandra.pdf

http://penelope.uchicago.edu/~grout/encyclopaedia_romana/gladiators/naumachiae.html

http://www.tribunesandtriumphs.org/colosseum/water-battles-at-the-colosseum.htm

 

Escrito por Carlos Marcos Celeiro, licenciado en Historia

Si quieres un artículo como este para tu blog, puedes contratar los servicios de Carlos AQUÍ

 

Deja una respuesta

comment-avatar

*