El Mecanismo de Antikythera se utilizó en España para estudiar la influencia de los eclipses sobre las mareas hace más de 2000 años

Partes del mecanismo de Anticitera

Por Samuel García Barrajón

Si t preguntas del Mecanismo de Anticitera para que sirve… aquí encontrarás una de sus funcionalidades más relevantes, y que desvela la identidad de su inventor

¿El Mecanismo de Antikythera para que sirve? …se utilizó en España para estudiar la influencia de los eclipses sobre las mareas hace más de 2000 años

Una misteriosa inscripción grabada en la parte exterior del Mecanismo de Antikythera revela que fue empleado en la observación de eclipses en la Hispania romana.

Partes del mecanismo de Anticitera
Partes del mecanismo de Anticitera

Los tesoros del Titanic de la Antigüedad (Y las Partes del mecanismo de Anticitera)

El denominado “primer ordenador del mundo” fue rescatado allá por 1900 por un grupo de buzos griegos que se dedicaban a pescar esponjas. Sucedió mientras buscaban refugio en el sotavento de un islote rocoso y desértico de nombre Antikythera, donde tuvieron que acercarse para escapar de una fuerte tormenta típica del clima salvaje del mar Egeo occidental entre Grecia y Creta. Allí se encontraron con los restos de un naufragio griego del final del período helenístico repleto de tesoros.

Entre estatuas de bronce y mármol, cerámica, cristalería, joyas y monedas, muebles, ánforas… apareció esta misteriosa computadora, capaz de reproducir los movimientos del Sol, la Luna y los planetas. Además presentaba una serie de diales para predecir eclipses. Pura tecnología de vanguardia griega.

El misterio de las inscripciones que revelan del Mecanismo de Anticitera para que sirve

Por increíble que parezca hay una serie de grabados de texto en la parte baja de la cara posterior del mecanismo que se refieren a nuestro país, incluyen inscripciones como «Pharos» y «Desde el sur (sobre / alrededor)… Hispania diez».

Al principio se pensó que Pharos e Hispania podían estar ahí como guiño a los extremos del mundo conocido, pero como es habitual las cosas no son lo que parecen. Dichas referencias geográficas, junto con otras lecturas que les acompañan de «Hacia el Este», «Oeste-Noroeste» y «Oeste-Sudoeste» sugieren algún tipo de referencia a tener en cuenta en el dial que marca los eclipses, ya que los solares ocurren solo en sitios geográficos limitados y es de sobra conocido que los antiguos anotaban los vientos que se daban durante esas observaciones. Por Ptolomeo sabemos que los griegos ya registraban eclipses desde el siglo II a. de C., a lo que hay que sumar que esta información fue agregada al Mecanismo durante su uso y no en la manufactura. O sea, que probablemente se hizo in situ, el individuo que realizó las inscripciones estaba presenciando dicho eclipse en primera persona y anotó aquello que le pareció relevante.

Lo cual nos conduce a un triple enigma:             quién, dónde y por qué…

El testimonio de Cicerón

Marco Tulio Cicerón (106 a. C. – 43 a. C.) fue un jurista, político, filósofo, escritor y orador romano. Reconocido universalmente como uno de los más importantes autores de la historia romana, es responsable de la introducción de las más célebres escuelas filosóficas helenas en la intelectualidad republicana.

Viajó un par de años por diferentes ciudades de Grecia, allí recibió enseñanzas de varios académicos. En Rodas además fue instruido por el estoico Posidonio de Apamea, con quien mantuvo una amistad duradera.

A través de sus escritos, tanto en De Republica como en De Natura Deorum, nos pone al corriente de la existencia de tres aparatos destinados al estudio de los cielos cuyas características coinciden con el mecanismo de Antikythera. Se les llamaba algo así como “esferas celestes”. En el momento del naufragio, dos de ellos que eran obra de Arquímedes estaban en Roma, el tercero era cosa de su buen amigo Posidonio y lo tuvo siempre en su poder, quien anteriormente además de enseñárselo le había explicado su funcionamiento.

Con lo cual, cuando una tormenta envió al fondo del mar al barco que lo transportaba, solo uno de los tres aparatos referenciados podía estar allí de cuerpo presente: el de Posidonio, éste era pues el mecanismo que dos milenios después los pescadores de esponjas rescatarían de las aguas de Antikythera.

Los viajes de Posidonio : Inventor del mecanismo de Anticitera

Posidonio Inventor mecanismo de Anticitera
Posidonio Inventor mecanismo de Anticitera

Posidonio (de Poseidón) (c. 135 a. C. – 51 a. C.) fue un político, astrónomo, geógrafo, historiador, metereólogo, estudioso de los fenómenos físicos y geológicos, maestro y filósofo estoico griego, nativo de Apamea, Siria. Fue una de las mentes más enciclopédicas del mundo antiguo, aclamado como el mayor polímata de su tiempo.

Se asentó alrededor del año 95 a. C. en Rodas, un Estado marítimo que en aquel momento gozaba de una gran reputación en cuanto al estudio científico. Un año después abrió su célebre escuela y de ahí, se le conoció también como Posidonio de Rodas.  Su fama terminaría atrayendo a su escuela de Rodas tanto a discípulos griegos como romanos como Cicerón y Pompeyo.

Participó activamente en la vida política, y hasta sirvió como embajador en Roma entre los años 87 y 86 a. C., en la época de Mario y Sila. Junto con otros intelectuales griegos apoyó a Roma como el poder estabilizador en un mundo turbulento. Sus conexiones con la clase dominante romana eran para él, no solo políticamente importantes y sensatas, sino que también resultaban fundamentales para su investigación científica. Su entrada en el gobierno le proporcionó a Posidonio conexiones poderosas para facilitar sus viajes a lugares lejanos, incluso más allá de las fronteras romanas, algo que habría sido imposible para un viajero griego que no contase con el apoyo romano.

Después de haberse establecido en Rodas, Posidonio realizó diversos viajes por el mundo romano e incluso más allá de sus límites para realizar investigaciones científicas. Viajó por Grecia, Hispania, la península Itálica, Sicilia, Dalmacia, la Galia, Liguria, el norte de África (incluyendo Egipto), y hasta las costas orientales del Adriático. Visitó y describió el mundo bárbaro, en especial a los celtas.

Gades, quizá el destino de Posidonio de no haberse producido el naufragio de anticitera

Gades, así se llamaba la ciudad de Cádiz en tiempos de los romanos que incluso llegó a adquirir el estatuto de civitas foederata (ciudad federada de Roma), todo un privilegio que le permitió llegar a ser uno de los centros neurálgicos en cuanto al comercio, y sobre todo como potencia naval. Fue por entonces cuando las exportaciones gaditanas de garum se hicieron famosas.

Y es que siempre fue una ciudad de expertos navegantes y constructores de barcos. Por todo ello se hizo rica y a causa del comercio; y solo Roma la superaba en población.

Lo que queda del teatro romano de Gades, actual Cádiz

La zona costera era uno de los destinos preferidos por Posidonio y no solamente por el comercio. Allí estudió las mareas, le llamó mucho la atención que fuesen mucho más altas que en su Mediterráneo natal. Escribió que las mareas diarias están relacionadas con la órbita de la Luna, mientras que las alturas de las mareas varían con los ciclos lunares, y formuló la hipótesis de los ciclos anuales de mareas sincronizados con los equinoccios y los solsticios.

El filósofo griego estaba obsesionado con los influjos de la Luna y el Sol sobre las mareas. No resulta nada extraño pues que, tan curioso y metódico como era, aprovechara uno de estos viajes de investigación en que examinaba las mareas para experimentar si había alguna relación o no sobre ellas con los eclipses, realizando tales anotaciones en vivo y en directo respecto a lo que estaba viendo.

Para saber más escanea el código QR con tu teléfono móvil o sigue el enlace https://www.europapress.es/comunicados/sociedad-00909/noticia-comunicado-descubren-quien-invento-mecanismo-antikythera-posidonio-rodas-mayor-cientifico-tiempo-20190726114047.html

PUBLICIDAD

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.   ¿Te gusta leer?   ¿Sabes que tienes más de un millón de libros disponibles en amazon para leer gratis si te registras en su programa de  "Kindle Unlimited" ?   Es tan fácil como hacer clic AQUÍ y registrarte en el programa.   Sólo te llevará un par de minutos y es ¡GRATIS!   leer gratis online

Autor: Samuel García Barrajón y Rosa Gómez Uribe

Samuel García Barrajón es investigador y escritor. Sus artículos se han publicado en diferentes revistas nacionales e internacionales y ha sido entrevistado en más de 50 medios de comunicación. Su lema: busca y encontrarás. Rosa Gómez Uribe Desde muy pequeña ha vivido ciertas experiencias inexplicables. Mientras reflexiona sobre el pasado o visita ciertos enclaves, percibe historias relacionadas con el personaje, cosa o lugar protagonistas. Ella lo llama “Arqueología Sensitiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.