Nibiru existe : 4 estudios científicos que lo sugieren

Nibiru existe : 4 estudios científicos que lo sugieren

 

nibiru existeAfirmación atrevida, la verdad, la de que Nibiru existe. Pero si lees a menudo este blog o has leído alguno de mis libros, sabrás que tengo motivos más que suficientes para pronunciarme en este sentido.

Hubo un tiempo en que nada se sabía de Nibiru. No fue hasta finales del siglo XIX cuando se hallaron una serie de tablillas de escritura cuneiforme sumeria, a las que titularon Enuma Elish o poema de la creación. Una serie de escritos cosmogónicos babilonios, eso es, para explicar el origen del mundo o universo si se prefiere, sí, de “su” universo sumerio.

Es el documento mesopotámico más valorado sin duda, por varias razones. Contiene mitología, contiene sabiduría, filosofía, y más. Entre sus páginas aparecen tres astros implicados en dicha gesta, la de la creación de todo lo que existe. Por su puesto hay mucho de mitológico, pero los tres se corresponden con astros reales, uno es Nibiru, otro es Sirio y otro que parece desconocido y que seguramente se corresponde con Orión.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que los sumerios utilizaban un determinativo o prefijo “mul” para referirse a cualquier tipo de entidad astronómica real, ya sea estrella, constelación o planeta, ya no cabe ninguna duda de que Nibiru era algo real, Nibiru existe. No podemos decir que se trate de un mito porque forme parte de un episodio mitológico. Sirio también forma parte del mismo episodio y claramente no se trata de ninguna invención, sino la estrella más brillante de todas.

Si Sirio y Nibiru aparecen en este poema cosmogónico es debido a su importancia de alguna forma. De Sirio, en aquella época, incluso se configuró un calendario de acuerdo con sus ciclos. De Nibiru… nadie sabe, o nadie quiere saber.

nibiru existe orbita de 90

Fue Zecharia Sitchin el primero en subrayar que aquel cuerpo celeste tenía algo de especial, claro está que entre sus escritos se plantean muchas más cosas en las que no voy a entrar aquí. Allá por la década de los 70 sorprendía con una espectacular teoría sobre la existencia de un planeta desconocido en nuestro Sistema Solar, con varias particularidades como una órbita excéntrica de 90°, milenaria, y que habita en la sombra de las profundidades que se encuentran más allá de Plutón, resultando visible de vez en cuando se acerca lo suficiente al Sol.

Su teoría era más sorprendente que descabellada aunque hoy nos pueda parecer lo segundo; respecto a Nibiru me refiero. Solo que entonces prácticamente nada se sabía de exoplanetas ni se conocían bien las partes más externas de nuestro propio Sistema Solar. Con todo presenta algunos fallitos que pueden subsanarse cambiando algunos matices, como se explica en este post sobre Nibiru que escribí hace unos meses. Pero lo importante es que la propuesta de que Nibiru sea un planeta por descubrir dentro de este sistema, no solamente sigue siendo válida, sino que día a día aparecen más y más estudios que lo sugieren. Son investigaciones de astrofísicos de primer nivel y que para nada buscan llamar la atención ni nada parecido, se han hartado de comprobar los resultados de sus exámenes miles de veces antes de publicarlos.

En los últimos años se han producido varios hallazgos al respecto, al menos 4 desde 2012, o sea que hablamos de más de uno por temporada. Todos apuntan a la existencia de al menos un planeta x por descubrir.

  • En 2012 Rodney Gomes presentaba un estudio que analizaba las órbitas ni más ni menos que de 92 cuerpos celestes situados en la región conocida como el cinturón de Kuiper. Las irregularidades que presentan algunos de ellos, invitan a pensar en la presencia en alguna parte de, un planeta x todavía por descubrir. Pueden hacer clic aquí para leer la noticia.
  • Aunque la hipótesis Tyche arrancó en 1999, su autor, John Matese, junto con Daniel P. Whitmire y Whitman, han publicado diversos artículos conjuntamente en la misma línea. Para ellos debe existir un planeta u otro astro con una masa importante más allá de Plutón. En 2013 Forbes recogía este interesante artículo. Otros de sus informes se pueden encontrar en arxiv.com.
  • En marzo de 2014 se publicaba esta noticia, se ha descubierto otro planeta enano dentro de nuestro sistema solar, el 2012 VP 113, y presenta características similares al Sedna y al Eris, otros dos planetas situados más allá de Plutón y con órbitas milenarias. Muchos piensan que las irregularidades que presentan sus órbitas son causadas por un planeta x más grande todavía no descubierto.
  • Este 2015 arrancaba con una noticia realmente sorprendente al respecto que puedes ojear en la web de la agencia Sync y que estaría en la línea de las anteriores. Pero para más inri, en esta ocasión se sugiere la presencia, no de uno si no dos, planetas por descubrir detrás de Neptuno o Plutón. Ahí es nada, para que luego digan que lo de Nibiru o planeta x es cosa de locos.

En fin, cada cual que juzgue y saque sus conclusiones. Mas me gustaría acabar con una cita que refleja, a mi entender, las inmensa cantidad de posibilidades y variantes a las que nos podemos enfrentar a la hora de buscar a Nibiru. Y es que Alan Stern, astrónomo y científico planetario en el Instituto de Investigación del Suroeste (SwRI) en Boulder, Colorado, afirmó hace poco que:

“Cuando se escriba finalmente la historia del Sistema Solar, es mucho más probable que estemos más cerca de los 900 planetas que de los 9 con los que crecimos”.

No me cabe duda de que se trata de una reflexión apropiada e interesante.

Y por supuesto a Nibiru algún día lo encontraremos, más allá de lo que sea, quizá planeta o quizás cometa, pero esa cuestión la podemos dejar para otro post 😉

Permíteme que para finalizar añada este video sobre mi primer libro Nibiru . Se trata de un regalo increíble y mejor recuerdo, de dos buenos amigos, Luis Mariano Fernández y Miguel Ángel Pertierra, que lo presentaban así en el programa de “Mis Enigmas Favoritos“.

 Espero que hayas disfrutado del post y lo compartas entre tus contactos y redes sociales.

Autor: S8Garcia

Samuel garcia barrajon Escritor, articulista y conferenciante. Desde 2005 investigo acerca de Nibiru y otros misterios. Publico artículos en las revistas “Año/Cero”, “UFO” y “Phenomena Magazine”. He sido entrevistado en más de 50 medios de comunicación entre prensa, radio y televisión. Escribir es una constante en mi carrera. Dirijo y edito la revista digital Investigación y Misterio.

2 opiniones en “Nibiru existe : 4 estudios científicos que lo sugieren”

  1. Interesante post. No sé si te dije que leí una novela muy difícil de encontrar llamada “El Martillo de Lucifer” de Larry Niven y Jerry Pornuelle (publicada en España en 1983, pero la versión original data de 1977). En esa novela hay unos “interludios” donde se habla de un “gigante negro” relacionado con el sistema solar y con una órbita muy elíptica casi perpendicular, o perpendicular que “tardaba millares de años en completarse”. Lo llaman Perséfone, y es el causante de enviarnos cometas de la nube de Oort. No sé si sabes que hay un proyecto de EEUU y UK llamado así, Proyecto Perséfone. Cuando me la compré también adquirí (supongo que lo conocerás) el ensayo de Clube y Napier llamado “El invierno cósmico”, también muy difícil de encontrar. Lo dicho, muy buen artículo, en cuanto tenga tiempo te hablaré de lo que me han parecido tus libros (ya de entrada los veo muy interesantes). Un saludo.

    1. Gracias David 🙂
      Muy interesante lo del “gigante negro” se asemeja mucho a la hipótesis de Némesis y, es una muestra de que hace tiempo que se viene pensando sobre estos cuerpos planetarios que todavía están por descubrir een el Sistema Solar.
      Como curiosidad te remito también a este post http://goo.gl/wDlcYz por si te apetece echar un vistazo. Justo al final hay un vídeo sobre un científico, Carlos Muñoz Ferrada, que proponía otro modelo similar y muy llamativo, el de su “planeta-cometa”, que contiene puntos muy interesantes también.
      Ok, estaré encantado de que comentemos sobre mis libros.
      Saludos amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *