¿ NIBIRU EXISTE?

NIBIRU EXISTE
nibiru existe al igual que el sedna

La respuesta a tan polémica pregunta es igual de sorprendente que de rotunda, y es… afirmativa. Sí, Nibiru existe, aunque otra cosa sería darle validez a todas las burradas y sinsentidos que se han dicho de este, sobre todo en los últimos tiempos, donde muchos charlatanes de poca monta han querido vincularlo a un supuesto apocalipsis maya que, dicho sea de paso, nunca ha tenido pies ni cabeza.

¿Quién no se ha hartado de escuchar que el mundo se iba a terminar el pasado diciembre según las profecías mayas? Evidentemente eso no ha sucedido, y ahora, la gente que vendió humo se hace la desentendida. Alguno hay todavía, después del gran varapalo apocalíptico, que sigue defendiendo la veracidad de estas inexistentes profecías matizando que lo que marcaban era un cambio de ciclo, una nueva era. Pues sí, a estos les voy a dar la razón, porque si algo hay de verdad en esta historia y además resulta palpable, es que el 21 de diciembre de 2012 ha sido un gran punto de inflexión, en el cual mucha gente ha tomado conciencia forzosamente de las artimañas usadas por tanto aprovechado comerciante de bulos y majaderías. Y esto es muy bueno, porque ya casi nadie castiga su valioso tiempo y su bolsillo en semejantes patrañas.

Retomemos la cuestión de Nibiru, al cual le está sucediendo algo similar. A día de hoy, pocos o nadie quiere saber acerca de Nibiru; se han dicho tantas chorradas y memeces sobre este que parece estar a punto de caer en el olvido. En fin, cada uno tendrá su razón. Sin embargo la realidad siempre acaba superando la ficción y me gustaría pronunciarme al respecto. Sólo espero que no me metan en el mismo saco con aquellos que venden humo antes de leerme; apelo al beneficio de la duda y empezaré con mi exposición.

Dejando a un lado a Zecharia Sitchin, los anunnakis y todos sus derivados, la pura verdad es que Nibiru aparece bien referenciado en varios documentos de corte u contexto astronómico de la antigüedad. Y además no solamente en el Próximo Oriente, también lo hace en el Antiguo Egipto bajo el nombre de Horus de la Duat, asimismo como en el interior de la cosmogonía Dogón bajo la denominación de Ie Pelu Tolo o la estrella de la décima luna.

Dicho astro siempre se muestra como un cuerpo celeste rojizo que cruzó los cielos de sur a norte, no hay ningún tipo de duda, se dejó constancia de ello. ¿Saben dónde? En Mesopotamia, dentro del Enuma Elish, el Mul Apin y varios de los denominados Astrolabios. En los Textos de las Pirámides, los Techos Astronómicos y el Zodíaco de Dendera en la tierra de los faraones. Y en el país Dogón esta información fue recopilada por Griaule y Dieterlen en su célebre “The pale fox”. Así pues con tanta clara referencia y mención de por medio, creo que sería bastante prejuicioso el ignorar a Nibiru. Y más, cuando las tres tradiciones señaladas, por no especular con otras de las que también tengo algún indicio, lo consideran la más perfecta obra de la creación, el astro más importante de todos, llegándosele a colgar la etiqueta del “hijo de Dios”, con lo que ello pueda suponer. Supongo que habrá quedado clara la suma importancia que tenía Nibiru para aquellos grandes sabios de la antigüedad, los padres de la astronomía y la astrología.

Es por ello que me niego rotundamente a prescindir de Nibiru en este momento, Nibiru existe o existió, y merece toda nuestra atención y respeto. En caso contrario… ¿por qué se lo iban a inventar nuestros antepasados?

El hecho de que este cuerpo celeste apareciera y desapareciera en un momento dado, cruzando el cielo con su trazada desde el hemisferio meridional hacia el boreal, verdadera e inevitablemente nos conduce hacia dos posibles soluciones para este misterio: o bien se trataba de un cometa o bien era un planeta. Que por supuesto y dado su contexto forma parte del Sistema Solar. Además, se dejó claro que volvería a ser visible en el futuro, con lo cual queda implícita la idea de regularidad, una consecuencia de su propio período orbital alrededor de otro astro.

Entonces… ¿planeta o cometa? Los eruditos y académicos sólo abrazarán la segunda opción, cosa lógica y de esperar, pues actualmente no se tiene noticia de ningún planeta con estas características. Pero a pesar de que se salten olímpicamente la primera, nadie posee ninguna razón de peso o inquebrantable, que impida la alternativa y que Nibiru sea un planeta. Sin ánimo de ofender: pasar por alto dicha posibilidad y considerar directamente que Nibiru sea un cometa sin ni si quiera detenerse a examinar todas sus características contextuales, no es más que un PREJUICIO, quizá inconsciente o inocente, fruto de los extraños tiempos que nos ha tocado vivir.

nibiru existe en el sistema solar
si nibiru existe probablemente ocupe una posición similar a la aquí recreada en el sistema solar.

 

¿Puedo yo demostrar que Nibiru es un planeta? Sinceramente, no; pero he reunido numerosos elementos de juicio que apuntan en esa dirección y los he publicado en mi libro “Nibiru, si no existe habrá que inventarlo”.
¿Pueden demostrar los eruditos o incluso los científicos que Nibiru es un cometa o no es ningún planeta? Sinceramente, tampoco; ni la una ni la otra.

En consecuencia el que habla de planeta comete el mismo error que el que habla de cometa: quizá sea mejor dejarlo en un «astro desconocido» por el momento, sería la forma más cercana a la verdad desde la óptica de la ciencia, siempre presente.
Y ahora sí, únicamente teniendo en cuenta que Nibiru existe y es un astro desconocido en la actualidad, que no hace entre 2 y 5 mil años o para la etnia Dogón, es el momento de formar correctas opiniones… ¿Alguien se anima?

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales.

Puede que este otro también te interese leerlo hipotesis Nibiru

Autor: Samuel García Barrajón y Rosa Gómez Uribe

Samuel García Barrajón es investigador y escritor. Sus artículos se han publicado en diferentes revistas nacionales e internacionales y ha sido entrevistado en más de 50 medios de comunicación. Su lema: busca y encontrarás. Rosa Gómez Uribe Desde muy pequeña ha vivido ciertas experiencias inexplicables. Mientras reflexiona sobre el pasado o visita ciertos enclaves, percibe historias relacionadas con el personaje, cosa o lugar protagonistas. Ella lo llama “Arqueología Sensitiva”.

14 opiniones en “¿ NIBIRU EXISTE?”

  1. Que un astro pasó cerca de la tierra en la antigüedad, afectándola y fue visto y percibido por todas las culturas ancestrales, no hay duda, yo he investigado muchas de las tradiciones a las que se refiere Velikovsky en «Mundos en Colisión» y no me cabe duda que algo pasó en el cielo y afectó a nuestro planeta, la pregunta es ¿planeta o cometa? Velikovsky lo resuelve con: cometa que se convirtió en planeta: Venus, pero tu teoría es tan válida como la de él ¿sabremos algún día la verdad? creo que cada quien debe hacer sus propias investigaciones (si le interesa el tema) y llegar a sus propias conclusiones. Te felicito por un libro tan documentado y bien escrito, que a pesar de la seriedad del tema, hasta resulta ameno. Saludos.

    1. Muchas gracias 🙂
      Me parece muy interesante igualmente el planteamiento de Velikovsky. Tomo nota y… esa es la clave, seguir investigando hasta que lleguemos a la verdad.
      Saludos!!

  2. Segun el dibujo que hay arriba, la trayectoria de Nibiru es tecnicamente imposible, si eso fuera cierto tendria que estar girando alrededor de algo que estaria mas alla, vamos que en el centro de el circulo de su trayectoria tendria que haber algo como un sol para que lo retuviera en esa trayectoria y no vale eso del sol negro o sol muerto porque entonces no lo tendria en su orbita en caso de existir un sol muerto. Es imposible que sea un planeta, si existe sera un cometa.
    Saludos.

    1. En primer lugar te quiero dar las gracias por comentar, Ricardo, y darme la oportunidad del diálogo, que siempre enriquece. Este blog es un apoyo para el libro que he escrito «Nibiru, si no existe habrá que inventarlo», lo digo para que conozcas los límites de mi respuesta, porque no te puedo resumir un libro en dos líneas.
      Si me permites, iré por partes.
      Mi libro es una investigación seria, aunque mucha gente no lo crea sólo por el título. En éste recojo no menos de 50 menciones bien documentadas, de un astro que avistaron en un momento muy concreto de la antigüedad, y que parece ser cruzó los cielos de sur a norte como lo habría echo un cometa. Creo que esto es suficiente, para poder deicr que Nibiru, sea lo que sea, existe.
      El dibujo de arriba, está basado en la reconstrucción de un modelo de Sistema Solar que incluiría una enana marrón como compañera inseparable del Sol, y Nibiru, seria un satélite de esta, que a su vez, es capaz de acercarse lo suficiente, cada unos pocos miles de años, para resultar visible por un momento desde la Tierra. Este modelo tan sólo es una propuesta basada en los testimonios que recojo. Evidentemente, hasta que no se localice, no se puede dar como válido, y sólo los científicos lo podrán corroborar, pero digo yo que para encontrarlo primero habrá que buscarlo, y ahí no puedo hacer nada más que presentar mi investigación en forma de libro.
      Este modelo no es imposible. Y también es cierto que la enana marrón y Nibiru no están reconocidos ni se ha demostrado su existencia. Sin embargo hay distintas investigaciones de científicos, por ejemplo la de Rodney Gomes, que evidencian que nos faltan cuerpos importantes por descubrir dentro del Sistema Solar, lo cual quiere decir que las puertas están abiertas a nuevos descubrimientos que se podrían parecer a esto.
      Que yo proponga que es un planeta, obedece a toda una serie de detalles que me he ido encontrando en la investigación y que explico en el libro, espero que comprendas que no te cuento más porque lo destriparía. Como tú bien dices, podría tratarse de un cometa después de todo, la verdad es que no se puede descartar.
      Lo cierto es que, sea lo que sea Nibiru, fue lo suficientemente llamativo para los antiguos como para que lo incluyeran dentro de sus religiones como la pieza clave, y esto ya me parece motivo suficiente para buscarlo.
      Saludos

    1. Según el testimonio de los antiguos egipcios, sumerios, y también el de los dogón, Nibiru no va achocar contra la Tierra nunca; es más, ni siquiera lo veremos durante nuestras vidas porque las referencias de estas tradiciones, que yo recopilo en mi libro «Nibiru, si no existe habrá que inventarlo», apuntan a que la próxima vez que se deje ver por nuestros cielos correrá el año 3855, así que lo siento mucho por los apocalípticos. Con todo, me gustaría señalar que Nibiru jamás podría chocar contra la Tierra, porque en su órbita, el punto más cercano al Sol debería estar más allá de Neptuno, y si alguna vez se acercara más hacia el interior… jamás escaparía de las garras de Júpiter, con su eminente colisión contra éste si eso ocurriese, de haber podido burlar antes a otros gigantes como Neptuno, Urano y Saturno.
      Saludos Nicolás

  3. Lo cierto, que es el misterio mas oculto de la historia, no se sabe la veracidad de esto pero, se han descubierto piramides en todo el mundo y restos de civilizaciones antiguas, restos y fragmentos de escrituras, de distintas civilizaciones que podrian referirse a lo mismo, restos o huesos de humanoides no terrestres,crop circles.. y mucho mas. Y otro dato a reflexionar interesante me parece el de nuestros cromosomas, o es que la evolucion se ha fumado 2 cromosomas que nos diferencian de los demas primates? O es que somos un capricho de la naturaleza? Hay muchas preguntas sin respuesta que espero que podamos rebelar con el tiempo, saludos y ha seguir imbestigando

    1. Así es Alor, sin duda la genética nos deparará grandes sorpresas en los próximos años, ahí parece estar la clave. Quizás a través de ella se pueda averiguar más acerca de dos grandes preguntas que siempre acompañan al hombre… ¿Quiénes somos? y ¿de donde venimos? No obstante, valga como una posibilidad más, dentro de «NIBIRU. Si no existe habrá que inventarlo» está la respuesta que ofrecen los Dogón para ambas cuestiones: LA VIDA VIENE DE ORIÓN… Saludos!!

  4. “Cuidado con los portadores de los falsos regalos y sus promesas rotas. Mucho dolor, pero aún hay tiempo. Crean que hay bien ahí fuera. Nos oponemos a los engaños. Conducto cerrándose. 0x07.” Traducción del mensaje en código ASCII aparecido en agosto de 2012 en uno de los «crop circles» de Inglaterra. La verdad acabará imponiéndose por la fuerza de la realidad. Tiempo al tiempo.

  5. Lo de las profecías mayas eran un calendario con los acontecimientos astronómicos de miles de años, no pronosticaban fin del mundo, simplemente fin de ciclo para empezar otro con un cambio de consciencia que evidentemente no hay que ser muy tonto para saber que esto no es de la noche al día. Lo del fin del mundo ha sido un cuento de los medios para desacreditar, y en el muchos les han hecho un falco favor al poder para seguir con la ceguera en la que se encuentra la humanidad. Lo que es una pena es que al final prevalezca lo del fin del mundo… qué desinformación y manipulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.