Creacionismo dirigido en la antigüedad

Creacionismo dirigido en la antigüedad

Creacionismo dirigido en la antigüedad

Como investigador y escritor, en mi último trabajo, el libroNIBIRU“, que aborda distintos mitos y leyendas de antiguas civilizaciones y culturas como el Egipto de los faraones, Mesopotamia y el pueblo Dogón, he tenido que lidiar con el enigma de la creación. Así pues os dejo mi opinión al respecto, basada en el testimonio de los antiguos.

¿La “creación” fue dirigida?
Tras examinar diversas antiguas culturas y su forma de pensar, os puedo contar lo que me parece que creían en la antigüedad, que al fin y al cabo, es la raíz de muchos pensamientos y creencias actuales.

En Egipto, aunque se practicara el politeísmo, tenemos al dios “Ptah” por encima del resto y como la figura del creador.

En Mesopotamia es el gran “An“, el dios del cielo, el que está en lo más alto del panteón sumerio, ejerciendo la misma potestad de creador que su homólogo egipcio.

Y en el país Dogón encontramos la figura de “Amma“, en el mismo papel, el creó todo lo que existe, y por supuesto la vida y el hombre, al igual que los dos anteriores.

Con todo ¿qué nos cuentan los antiguos? Nos cuentan que su dios creador es el responsable de crear tanto a la vida como al hombre, pero, ojo. Cuando uno profundiza en el verdadero sentido de sus afirmaciones, tras analizar su forma de entender el mundo, esta afirmación no es completamente literal.

Para los antiguos, el dios creador no es más que una personificación del universo, eso es, de todo el universo que les rodea, la tierra, el cielo, las estrellas… y por lo tanto está presente en cada uno de los elementos que lo constituyen. Por lo tanto, aunque a priori lo parezca, no estaríamos hablando de una creación dirigida, a menos que consideráramos que el Universo como tal es una identidad inteligente; que por otra parte se trata de una posibilidad que no me atrevería a descartar dado que a los seres humanos nos queda mucho que aprender y averiguar todavía sobre el cosmos.

sirio y orion, protagonistas del creacionismo dirigido en las antiguas cosmogonias

Sirio y Orión, piezas clave en multitud de mitos de la creación. Lo cual da pié a preguntarse sobre el creacionismo dirigido.

Sin embargo, dentro de las antiguas cosmogonías de los pueblos citados unas líneas arriba, aparecen otros detalles de suma importancia respecto al origen de la vida. Las tres tienen un mito de la creación en el que están implicados la estrella Sirio y también Orión, como por ejemplo en Egipto, a través de sus personificaciones de Isis Y Osiris. ¿Sabéis por qué?

Después de analizar a fondo estas tradiciones y tener en cuenta los patrones que se repiten, mi conclusión es la siguiente: En un pasado remoto, de la estrella Sirio nació otra estrella que inmediatamente fue arrojada hacia el interior de la galaxia. Esta segunda estrella atravesó las proximidades de Orión, que es donde se guardan las semillas o esencia de la vida según los antiguos, y las incorporó de alguna manera, a modo de panspermia. En un tercer episodio, esta estrella reaccionó violentamente y se transformó en el Sistema Solar. La vida quizá quedó sembrada en varios de sus miembros (cosa que hoy todavía no podemos descartar) y también en la Tierra, donde floreció por esta albergar excelentes condiciones para ello.

Bueno, sé que parece una locura, pero yo no calificaría de locos a los antiguos, de donde he extraído este conocimiento. El cómo extrajeron este conocimiento es un enigma, claro está. Según ellos de sus dioses instructores. Pero ¿y si después de todo estuvieran en lo cierto? Personalmente creo que merecería la pena comprobarlo por si acaso. Igual nos llevamos alguna sorpresa.

Deja una respuesta

comment-avatar

*